Tag Archives: sentimiento

Feed back

Ayer me dieron unas cuantas cartas…llenas de amor.
amorcitos

Eran cartas de personas con las que ahora mismo, de una manera o de otra, estamos caminando juntas…unas me conocen más, otras menos…. y entre múltiples palabras bonitas, la expresión que más se repite en ellas es:

“Gracias por creer en mí”

Y me sorprendió…¿Cómo no hacerlo? ¿Cómo no creer en personas valientes que se atreven y se arriesgan a entrar en un mundo mayor de toma de conciencia? ¿Cómo no creer en personas que quieren encontrarse, llevar adelante su misión en la vida, hacer sus sueños realidad? ¿Cómo no creer en personas que apuestan por VIVIR y no por sobrevivir?

Gracias a vosotras por permitirme ser testigo de vuestra Luz y vuestra Grandeza. 

¿Y tú a qué le temes?

Ernest Hemingway escribió:

Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.

Temía fracasar, hasta que me di cuenta que
únicamente fracaso cuando no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta
que me di cuenta que de todos modos opinan.

Temía me rechazaran, hasta que entendí
que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor, hasta que aprendí que
éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final,
sino más bien el comienzo.

Temía al odio, hasta que me di cuenta
que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo.

Temía hacerme viejo, hasta que
comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado, hasta que comprendí que
es sólo mi proyección mental y ya
no puede herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta
que vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio, hasta que vi que
aún la mariposa más hermosa necesitaba
pasar por una metamorfosis antes de volar.

Hagamos que nuestras vidas cada día tengan mas vida y
si nos sentimos desfallecer
no olvidemos que al final siempre hay algo más.

Hay que vivir plenamente porque la vida pasa pronto.

No queda más que añadir ¿no te parece?

¿Estás al borde de un precipicio?

¿Te sientes solo, frente al acantilado?

Por favor, visualiza este vídeo y tal vez te pueda ayudar.

 

¿Qué hago con las emociones?

¿Te ha ocurrido alguna vez que sientes que la sangre te hierve e incluso la ira asciende por tu cuerpo recorriéndote la espalda y salen por tu boca palabras que hieren, que sabes que hacen daño pero que no has podido evitar decir?

O quizá has sentido alguna vez que “algo superior a ti” se ha apoderado de tu disciplina y de tu fuerza de voluntad, ha abierto la nevera o el armario donde guardas los dulces y las bolsas de patatas fritas y has empezado a devorarlos  como si no hubiera un mañana.

O quizá un día inexplicablemente te invade la tristeza más infinita, te entra la llorera, la apatía, y solo tienes ganas de meterte en la cama, hacerte un ovillo, taparte con las sábanas y dejar que pasen los días

emocionesssssssssssss

Bueno, son emociones, tus emociones. Son parte de ti. Aparecen sin previo aviso, y con frecuencia no sabes ni que hacer con ellas ¿o no?

Y es que nadie nos ha enseñado a manejarlas “todavía“…

Lo que no sé si sabes es que son una parte muy bonita de ti y que lo que hacen es darte información.

Por ejemplo, ¿te has enfadado? quizá te quieren decir que “debes poner límites” en tu vida, o que “debes alejarte de las personas tóxicas” que te rodean,…

¿Te ataca la ansiedad? Quizá te quiere decir que dejes de evitar el encuentro contigo mismo@, que te escuches, que no te estás tratando bien, que no te quieres lo suficiente, que valoras en exceso cosas que no son tan importantes…

¿La tristeza te acompaña? Quizá te está diciendo que espabiles, que despiertes, que te sacudas de tonterías, que mires a tu alrededor y descubras lo afortunadísim@ que eres por todo lo que eres y tienes.

¿Qué crees que te dicen a ti tus emociones?

Sé sincer@.

Operación bikini

Sí, estamos en Mayo  pero ya he empezado a escuchar en diferentes medios la conocida ( y a veces temida)  “Operación Bikini”.

Esa operación que trata de disimular, enmascarar, y creo que pocas veces resolver, los excesos cometidos en los meses en los que nos conformamos con escondernos debajo de la ropa normalmente seria y de color oscuro.

Y quizá no funciona, o sus efectos duran menos de lo que nos gustaría porque trata de solucionar  las consecuencias, sin poner atención a las causas.

Por ejemplo, ahora decidimos que durante estos dos meses vamos a dejar de comer dulces y empezar a echarnos cremas hidratantes que nos tonifican… en vez de decidir adoptar un nuevo y más saludable estilo de vida, en el que cuidarse, por dentro y por fuera, fuera parte del día a día.

¿Te suena lo que te digo?

No solo no tenemos en cuenta las causas que nos hacen sentirnos poco cómodos con nuestro cuerpo sino que, cada vez que caemos en una tentación nos “castigamos” recordándonos nuestra falta de voluntad, en el mejor de los casos, o diciéndonos cosas peores….

¿Qué tal si este año te tomas la Operación Bikini, en serio?

¿Qué tal si este año te cuidas por dentro para que se note por fuera…y te dura el tiempo que quieras?

¿Qué tal si este año haces algo diferente para tener resultados diferentes?

Te iré informando de los detalles de mi próximo programa…mientras tanto…si vas a empezar a cuidarte…

  • Que tu Compromiso sea de un 10
  • Háztelo sencillo y aléjate de las tentaciones
  • Rodéate de gente que te anime y te apoye

Valientes

Soy afortunada.  Esto es algo que digo siempre.

Estoy rodeada de gente maravillosa y de más de una o dos valientes.

Son personas comprometidas con ellas y con su vida, que han decidido coger las riendas, a veces incluso dejando todo atrás, rompiendo con el pasado y la comodidad de vivir a medio gas.

Personas que hasta los domingos “hacen lo que tienen que hacer” para conseguir Ser lo que quieren, lo que en realidad Son.

Personas que se exponen ante sus familiares y amigos, les explican que tienen un SUEÑO y que van a ir a por él.

Personas que han decidido escoger como compañeras de viaje la disciplina, la responsabilidad y la ilusión, para llegar a donde quieren.

Personas que saben, supongo, que cuando lleguen tan alto como van a hacerlo, aún podrán ver más lejos y admirar nuevos horizontes hacia los que ir.

Aunque claro, voy a reconocerlo, como dice mi amiga Consuelo: “Pájaros del mismo plumaje vuelan juntos”

Bajo el Sol de la Toscana

No sé cuántas veces he visto esta película y sigo viéndola cada vez que la repiten en televisión.

Me encanta.

¿Por qué? Imagina:

Una mujer a la que la vida la empuja a empezar de nuevo. Se embarca en una aventura sin saber muy bien ni qué ni cómo, pero coge las riendas.

Se deja llevar por su intuición, quizá por un sueño, por una esperanza…

Se enfrenta a la soledad, a sus miedos, a sus prejuicios, a sus límites,…

Se encuentra con gente nueva, situaciones nuevas, oportunidades nuevas,…

Y se encuentra con ella misma, con una mujer fuerte, serena, segura, capaz, vulnerable,….

¿Te suena a algo esta historia?¿Cuántas veces la vida te invita a empezar de nuevo y tú te aferras a viejos recuerdos que solo te causan tristeza y dolor?

Quizá llega el momento de que te dejes llevar por tu intuición, quizá por un sueño, por una esperanza,… ¡¡¡VIVE!! 

Pasión

Acabo de leer lo siguiente de Walter Risso: ” Si no ardes por algo o alguien, si nada te sacude hasta el alma, si apenas te llega el entusiasmo, vas mal, algo te detiene: Vives a medias”.

Eso es la pasión. El VIVIR en mayúsculas. El que la adrenalina se te dispare, el que los ojos te brillen, el que sientas el poder que tienes para  comerte(figuradamente) el mundo.

Eso es lo que te hará llegar donde quieras, donde desees. Lo que hará que te levantes una y otra vez si llegas a caerte.

Eso es lo que te dará fuerzas y ganas locas de ponerte a cantar y a bailar sea lunes o viernes.

Y si no sabes de lo que te hablo mira en tu interior, escucha a tu corazón y él te dirá cuál es tu pasión. La tuya. Qué es lo que te hace vibrar. Y SUEÑA en mayúsculas, persíguelo y VIVE.

Porque si tienes un SUEÑO tienes también las herramientas para hacerlo realidad.

Eres libre

Eres libre de actuar como quieras, de decidir qué hacer, de decidir cómo VIVIR, de decidir qué valores tener,….

Pero igual que tú eres libre, ¡¡Sorpresa!! los que te rodean también lo son.

Es decir, que son libres de actuar como quieran, de decidir qué hacer, de decidir cómo VIVIR, de decidir qué valores tener,… y no tienen por qué coincidir contigo.

Y no me vengas con que ya lo sabes. Si lo sabes ¿por qué a veces te molesta que no piensen como tú, o no hagan lo que tú harías, o no valoren lo que tú valoras?

Espera….a ver…quizá lo sabes con la cabeza pero no con el corazón ¿no?

Pues toca sentir y no tanto pensar. Toca aceptar las diferencias y permitirlas. Desde el corazón, desde el sentimiento.

Porque a ti te gusta que respeten tus gustos, tus opiniones, tu vida,…y sí, lo has adivinado, a los demás también les gusta.

Y ni tú Eres mejor, ni los demás lo Son.

Así que, deja el Ego de lado, da vacaciones a la parte de ti que quiere tener razón, y que se vaya con la parte de ti que se siente víctima porque no se la dan.

No te digo que será fácil, pero te garantizo que merecerá la pena.