Tag Archives: límites

Cerrando círculos

aire libreA pocos días de que acabe el año te propongo algo: Que entres ligero en el Nuevo Año.

Que entres libre de cargas, de recelos, de fugas de energía, de personas tóxicas, de problemas, ….para que dejes espacio a TODO lo bueno que el Nuevo Año tiene para entregarte.

Sí, ya sabes, tienes que dejar espacio así que toca hacer limpieza:

  • Analiza todo lo que tienes “a medias” en tu vida: relaciones que no avanzan, libros a medio leer que ocupan tu mesilla, tareas pendientes en tu agenda que no avanzan, proyectos que no terminan por cuajar,…..todo lo que SIENTES y SABES que te quita energía y alegría en tu VIDA
  • Piensa en ti. ¿Te mereces el hastío, la apatía, el desgaste emocional que todo lo anterior te produce? La vida es demasiado corta como para andar con tonterías.
  • Déjate de excusas. Comprométete a VIVIR. Empieza a alejarte de todo lo que no te interesa, de todo lo que no quieres tener cerca (verás que la VIDA sigue y las consecuencias no suelen ser muy graves).

Y ves cerrando círculos. Cierra esas puertas que sabes y sientes que no te conducen a nada. Da por concluidos, temas, tareas, relaciones, habla con quien tengas que hablar para que todo quede en paz y no te siga pesando en la espalda o en el alma.

En algún sitio leí que “El barco está más seguro en el puerto , pero no es para lo que fue creado”.

Así que aléjate de lo que te ancla a aquello que no te compensa, a aquello que no te interesa, a aquello que no va contigo, a aquello que no quieres sentir.

Y date la oportunidad de VIVIR en mayúsculas…no solo de intentarlo, sino de conseguirlo.

Límites

No te voy a engañar. No es algo sencillo eso de poner límites.

supera_tus_limitesHay personas a las que les cuesta, y bastante, establecer sus límites y mucho más, respetarlos o hacer que los respeten. Pero como es más fácil comerse un elefante a bocados (esto viene de un chiste), vamos a ir por partes, desmenuzando semejante hazaña en bocados pequeños para que sea más sencillo de digerir, por ti y por los que te rodean.

¿Aceptas y reconoces que debes (o quieres) poner límites? Si no ves la necesidad o la urgencia no los pondrás, así que no pierdas tiempo en esto. Pero si consideras que ya es hora de coger las riendas y decidir tu propia vida, vamos a ello:

1.- Pon límites de tiempo.- Si trabajas es más sencillo establecer por ejemplo que no te llamen en horas de trabajo,… Pero también puede ser decidir que estás 100% con tu familia los domingos y no permitir que nada del trabajo interfiera. O dejar hueco para llamar por tfno a las amigas, todos los días solo de 15h a 16h.

2.- Pon límites de compromisos.- No puedes con todo, te guste o no aceptarlo. Una muy buena norma es acostumbrarse a hacer solo ( o casi siempre)  lo que te hace feliz y huir de obligaciones impuestas que no te benefician. Por ejemplo, ¿por qué tienes que hacer encargos o pedidos de alguien que en otro momento puede hacerlo, aplazando tu momento de descanso? …¿Qué compromisos tienes o has adquirido? ¿Eres la única persona que debe, puede o quiere hacerlo?

3.-Aprende a decir que No.- No te engañes. No eres imprescindible y nadie se ha muerto nunca por un NO. Puedes buscarte una excusa para no ser brusco, o aceptar que no tienes tiempo para eso (porque tienes tus límites de tiempo, recuerda).

Claro, con una sonrisa sincera en la cara, con una dosis de cortesía y consideración, con tus límites ya planteados de antemano, y serenidad en el habla, no es tan difícil, ni tan serio “marcar tu territorio”.

Pero no es solo poner límites es respetarlos. Sobre todo tú porque si tú no los respetas, ¿Cómo esperas que los respeten los demás (que son a los que “perjudican”)?