Tag Archives: amistad

Feed back

Ayer me dieron unas cuantas cartas…llenas de amor.
amorcitos

Eran cartas de personas con las que ahora mismo, de una manera o de otra, estamos caminando juntas…unas me conocen más, otras menos…. y entre múltiples palabras bonitas, la expresión que más se repite en ellas es:

“Gracias por creer en mí”

Y me sorprendió…¿Cómo no hacerlo? ¿Cómo no creer en personas valientes que se atreven y se arriesgan a entrar en un mundo mayor de toma de conciencia? ¿Cómo no creer en personas que quieren encontrarse, llevar adelante su misión en la vida, hacer sus sueños realidad? ¿Cómo no creer en personas que apuestan por VIVIR y no por sobrevivir?

Gracias a vosotras por permitirme ser testigo de vuestra Luz y vuestra Grandeza. 

3 claves para ser amigos

Seguro que tienes amigos y amigas, a tu alrededor. Gente maravillosa con la que compartes sonrisas y quizá alguna lágrima.

Y te habrás dado cuenta de que estas amistades hay que cuidarlas.

plantas

Igual que a una planta…que hay que regarla, abonarla, protegerla del sol fuerte pero que le dé la luz….y confiar en que tienes buena mano con las macetas, que no a todo el mundo se le dan bien, para qué engañarnos.

Bueno, pues también hay que tener buena mano con las amistades.

Te doy 3 claves para que te duren más:

No des consejos. Bueno, si te los piden sí, pero solo si te los piden. Seguro que conoces a personas (doy por hecho que tú no eres una de ellas) que en cuanto les comentas algo, te están dando consejos diciéndote lo que harían ellas o lo que deberías hacer tú. Cuando realmente solo querías hablar o comentar algo. No te engañes. Pueden tener muy buena intención, pero es muy molesto. Así que si alguien te cuenta algo limítate (que ya es mucho) a escuchar.

No tengas expectativas. No esperes que actúen como tú, que piensen o hagan lo mismo que harías tú. Cada persona es como es y hace lo que le da la gana. Son libres como tú. No esperes nada y así evitarás muchas decepciones.

No juzgues. Pero no solo a la amiga que tienes frente a ti. No juzgues a nadie, porque si tu amiga te oye, aunque a veces sea tu confidente, puede llegar a pensar que algún día puedes juzgarla a ella.

Que es probable que tú no necesites estas claves, pero ¿a qué sabes de lo que hablo?