Tag Archives: actitud

¿Estás al borde de un precipicio?

¿Te sientes solo, frente al acantilado?

Por favor, visualiza este vídeo y tal vez te pueda ayudar.

 

¡¡¡¡Empieza Septiembre!!!!!

Si me conoces un poco, ya sabes que me gusta empezar.

Me gusta empezar las semanas, los meses, los días, los cursos, los retos….Normalmente suelo acabar lo que empiezo… aunque no siempre.

Sí, sí, que no te sorprenda. Si empiezo  a leerme un libro que resulta ser aburrido y que no me divierte lo acabo dejando.

Y es que en la vida hace ya mucho tiempo que decidí disfrutar. Que estoy disfrutando con lo que hago…  sigo haciéndolo, que no disfruto….  dejo de hacerlo, sea lo que sea.

Vale, también es cierto que suelo disfrutar hasta comiéndome un helado, pero imagínate el grado de Felicidad que puedes llegar a alcanzar cuando te enfocas en eso, en Ser Feliz.

¿Tú en qué te enfocas al llegar Septiembre? ¿En la rutina? ¿En la tediosa vuelta al trabajo? ¿En empezar alguna colección de esas que inundan las papelerías este mes?

Tienes en tus manos otra buena fecha para empezar a caminar en dirección a tus sueños:

  • Septiembre, buen mes (en verano, con el tiempo libre solemos plantearnos los cambios que deberíamos hacer en nuestra vida)
  • Día 1 (Buen día para empezar)
  • Lunes (Empieza la semana)

¿Ya has decidido en qué vas a enfocarte este mes?

Actitud positiva

¿Has visto la película “Tenías que ser tú”? (Bueno, mejor no digo lo que pienso de la traducción que han hecho de su título original “Leap Year”)

Me encanta!! Al margen de que sea más o menos romántica, salgan unos paisajes fascinantes, o me caiga bien la actriz, te invito a que la veas con ojos diferentes.

leap year

Es un ejemplo de tener un objetivo claro y concreto, retador pero alcanzable y con fecha de caducidad (SMART, como solemos decir en Coaching) e ir a por él de manera implacable e incansable casi literalmente contra viento y marea.

La firme determinación haciendo oídos sordos a lo absurda que pueda parecer la idea a los que la rodean.

La actitud frente a los múltiples obstáculos, piedras y baches en el camino.

¿Tú actuarías de la misma forma? ¿Con el mismo ánimo?¿Con la misma voluntad y perseverancia?

Vale, es una película pero ya sabes que muchas veces la realidad supera la ficción.

Te reto a que la veas y que me digas que te sugiere. A mí, sin duda, ACTITUD….bueno, y el dicho ese de “al mal tiempo, buena cara”.

 

Límites

No te voy a engañar. No es algo sencillo eso de poner límites.

supera_tus_limitesHay personas a las que les cuesta, y bastante, establecer sus límites y mucho más, respetarlos o hacer que los respeten. Pero como es más fácil comerse un elefante a bocados (esto viene de un chiste), vamos a ir por partes, desmenuzando semejante hazaña en bocados pequeños para que sea más sencillo de digerir, por ti y por los que te rodean.

¿Aceptas y reconoces que debes (o quieres) poner límites? Si no ves la necesidad o la urgencia no los pondrás, así que no pierdas tiempo en esto. Pero si consideras que ya es hora de coger las riendas y decidir tu propia vida, vamos a ello:

1.- Pon límites de tiempo.- Si trabajas es más sencillo establecer por ejemplo que no te llamen en horas de trabajo,… Pero también puede ser decidir que estás 100% con tu familia los domingos y no permitir que nada del trabajo interfiera. O dejar hueco para llamar por tfno a las amigas, todos los días solo de 15h a 16h.

2.- Pon límites de compromisos.- No puedes con todo, te guste o no aceptarlo. Una muy buena norma es acostumbrarse a hacer solo ( o casi siempre)  lo que te hace feliz y huir de obligaciones impuestas que no te benefician. Por ejemplo, ¿por qué tienes que hacer encargos o pedidos de alguien que en otro momento puede hacerlo, aplazando tu momento de descanso? …¿Qué compromisos tienes o has adquirido? ¿Eres la única persona que debe, puede o quiere hacerlo?

3.-Aprende a decir que No.- No te engañes. No eres imprescindible y nadie se ha muerto nunca por un NO. Puedes buscarte una excusa para no ser brusco, o aceptar que no tienes tiempo para eso (porque tienes tus límites de tiempo, recuerda).

Claro, con una sonrisa sincera en la cara, con una dosis de cortesía y consideración, con tus límites ya planteados de antemano, y serenidad en el habla, no es tan difícil, ni tan serio “marcar tu territorio”.

Pero no es solo poner límites es respetarlos. Sobre todo tú porque si tú no los respetas, ¿Cómo esperas que los respeten los demás (que son a los que “perjudican”)?

 

 

 

Encantada de conocerte

Hace ya unos cuantos años que acabé mi primera formación de Coaching. Desde entonces he asistido a innumerables formaciones, unas mejores que otras, unas que me han aportado más que otras,… he crecido mucho, he mejorado  más, …. pero mi esencia sigue, quien yo era sigue, pero en una versión mejorada, mi mejor versión que se renueva cada día aplicando lo que voy aprendiendo.

iceberg

Me hace gracia recordar a la chica que empezó el curso preguntándole a la profesora ¿Qué tengo que hacer para ser una “buena coach”?

La profesora me respondió con un simple: “cuanto más te impliques ahora, en tu crecimiento, mejor podrás ayudar”.

Evidentemente, me impliqué sin dudar, me lancé a la piscina sospechando que habría agua, me quité las tiritas que había en mi corazón para sanarlo y trabajé en mi autoestima sin anestesia.

El resultado…tras alguna sonrisa y muchas lágrimas…una sonrisa radiante del alma y un “Estoy encantada de conocerme”.

Una aceptación plena, una serenidad y un equilibrio que nacen de dentro.

Este fue el origen del programa que tengo: “Encantad@ de conocerte”. Un resumen de los mejores ejercicios en su contexto, que pongo a tu alcance en este enlace:

Si te atreves a conocerte, si te atreves a descubrirte, si te atreves a ser tu mejor versión, no te arrepentirás de trabajarte.
Y seguro que tú también, al final, te sentirás encantada de conocerte.

Imagina

Imagina que no haces nada.

Imagina que la vida sigue, los días pasan y tú los ves pasar, dejándote llevar.

Imagina que la vida te sigue poniendo a prueba, como tiene la costumbre de hacer, y tú sientes que la corriente te arrastra…pero sigues sin hacer nada.

Imagina que la vida te da un empujón o dos, o tres, para que reacciones, pero tú sigues ahí, quejándote, sintiéndote víctima, aguantando las tormentas,…y sigues sin hacer nada.

¿Cómo se afecta tu vida si no empiezas a hacer algo?

¿Cómo se afecta tu vida si no das un paso adelante llena de energía y coges las riendas? Y eres tú la que decide tu actitud, y eres tú la que decide regalar una sonrisa, y plantarle cara al miedo, y disfrutar de tus emociones, y fluir y Ser Feliz…

¿Cómo se afecta tu vida si no te atreves a Mejorar, a Crecer,  a descubrir tu Mejor Versión, a Ser quien realmente Eres?

¿A qué estás esperando?

De momento, si quieres ser dueña de tus emociones, pulsa aquí:

ENLACE

portadaliberatuemocion3d

El próximo domingo…

El próximo domingo, el primero de Mayo,  se celebra en España el día de la Madre…y es el primer año que lo voy a celebrar. Por eso, permíteme que hoy sea más cursi.

Desde que tengo uso de razón lo he celebrado como hija regalándole algo a mi madre (este año, un bolso), y dando gracias por tenerla cerca.

Pero este año es especial, este año voy a celebrarlo como madre y ¿sabes qué es lo que realmente he decidido celebrar?

Voy a celebrar que tengo una hija, que ha sido ella la que me ha hecho ser mamá. No espero regalos, no espero una tarta,… voy a hacer yo la tarta para celebrar que tengo una hija. Que tengo una hija preciosa, sana, dulce, risueña, un auténtico sol, un ángel bendito.

Y tomando esta decisión me di cuenta que “el día del hijo” no se suele celebrar. Hay personas que pensaran que el día del hijo es “todos los días”…pero ¿se lo haces sentir así a tus hijos? ¿Les haces sentir que son lo más bonito y lo más importante de tu vida? Da igual los años que tengan, da igual que ya lo sepan,…¿Les haces una tarta y celebras con ellos que están contigo?

Fíjate en la importancia de dónde pones el foco. Si celebro el día de la Madre, espero que me feliciten, que me regalen, todo para mí, por ser madre. Pero si celebro el tener una hija (que a fin de cuentas es el requisito para Ser madre), le doy el valor a ella, que realmente, es lo que quiero que sienta, que es grande, que es importante.

Yo, el próximo domingo, celebraré que tengo una hija que me ha hecho Ser madre.

Y aunque realmente lo celebre, y la ame y la adore todos los días, este domingo lo haré de manera más consciente todavía.

 

 

Expectativas?…¡Sé egoísta!

¿Cuántas veces te has sentido molesto o enfadado porque alguien no te ha llamado cuando esperabas, o cuando alguien no ha hecho algo que “debería” haber hecho?

Y más aún, lo archivamos en nuestros recuerdos para no olvidar “lo mal” que se comporto esta persona o la otra.

O incluso, en un alarde de generosidad extrema “perdonamos” tal agravio (pero no olvidamos).

¿Crees que esto te beneficia en algo? Sé egoísta!! Piensa en ti. Esto no te beneficia en absoluto.

Y además a la otra persona….¡¡le da igual!! Lo creas o no. No le va la vida en ello.

Te estoy hablando de las expectativas. Cuando esperamos que alguien se comporte según nuestro criterio, que actúe igual que nosotros haríamos.

Pero ¿Sabes una cosa?…o tres:

  • Cada persona es libre de hacer lo que le de la gana (igual que tú)
  • Cada persona tienes sus propios patrones de conducta e ideas (las tuyas no son las únicas ni las realmente válidas ¿Qué te hace pensar eso?)
  • Cada persona tiene sus propios valores (tan respetables como los tuyos)

Así que ¿Qué te parecería “No esperar nada de nadie”. Así todo lo que te venga, todo lo que te den, será un regalo.

Que no te digo que será fácil cambiar de actitud, crecer y liberarte de lo que, según tú, “debería ser”, pero te aseguro que merecerá la pena.

Decisiones

Estoy segura de que has oído o leído alguna vez que “las decisiones que tomes hoy son las que determinarán tu futuro mañana”.

 

Es una frase que si te paras a pensarla es, por lo menos, impactante.

 

¿Cómo estás hoy? ¿Estás donde quieres? ¿Te sientes bien? Porque por la misma regla de tres, hoy estás así por las decisiones que tomaste hace algún tiempo.

 

¿Te sientes triste, perdid@ o desorientad@? Pues ya sabes, si no haces nada diferente hoy…¡¡Mañana estarás peor!! Sí, peor porque ya sabes que debías haber hecho cambios en tu vida ya, te lo acabo de decir.

 

¿Te sientes feliz, radiante y entusiasmad@ ¡¡Enhorabuena!! Por las decisiones que tomaste hace unos días o hace unos años.

 

¿Cómo quieres estar y sentirte dentro de, por ejemplo, tres meses?

 

Pues, ya sabes, ponte a ello ¡AHORA!

Fluir?

Estoy molesta….molesta y casi decepcionada…

Estoy de acuerdo en que hay que fluir con el momento, con el mundo, con el Aquí y el Ahora,…

Sí, hay que fluir…y todo es perfecto tal y como está ahora…

Y es en este momento cuando empiezo a levantar la ceja y a cerrar los labios con fuerza mientras mi cuerpo lo recorren las ganas de darte un empujón.

Porque prefiero darte un empujón yo a que te lo dé la vida.

¡¡Despierta y Reacciona!!!!!

Que sí, que hay que fluir, pero también hay que Hacer!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hacer desde el Ser, para que todo fluya!!!!!!!!!!

Uffffff!!!!!!

Muchas personas se escudan en un mal entendido fluir desde la comodidad del sofá, desde la comodidad de ver pasar la vida y dejar que suceda lo que tenga que suceder.

Pero…¿y tu responsabilidad para con tu vida?

Que puedes creer en Dios, en La Vida, en El Universo, o en Lo que quieras, pero ¿Qué tal si le echas una mano y pones algo de tu parte?

¿Qué tal si decides lo que quieres que fluya en tu vida y te pones en el camino?

Que fluir no es relajarse a esperar que “Todo lo bueno” te llegue por obra y gracia de Quien tú quieras.

Fluir es aceptar tus talentos, tu valía, tu responsabilidad, tu misión, y ponerte a andar en esa dirección, para que “todo lo bueno” sepa que vas a aprovecharlo, a disfrutarlo y a VIVIR en mayúsculas.

Así que déjate de excusas y demuestra a la vida que estás dispuesto a Ser quien Eres y a Hacer lo necesario para Ser así.